Archivo mensual: agosto 2010

Los últimos serán los primeros

Haciendo referencia a un texto bíblico archi conocido, quiero iniciar este tercer blog tratando algo, que por obvio, merece la pena recordar porque da la sensación de que lo pasamos por alto constantemente.

La existencia del ser humano está en una constante batalla o búsqueda de equilibrio entre el “bien/mal”, “ying/yang” “frío/calor”.

En este sentido hay personas que buscan constantemente destacar, otras que no encajan con el “establishment” y prefieren rechazar la vida y otros que permanecen en el anonimato por pertenecer a una clasificación de estables y constantes.

El progreso, la mejora continua, la auto motivación para seguir hacia adelante, etc. son los pasos que hacen crecer y mejorar al hombre. De esta forma, nuestra especie está en constante evolución.

Volveré al título del blog. ¿A qué me refiero entonces cuando apoyo que los últimos serán los primeros”.

La actual crisis y caos mundial que estamos viviendo, nos lo demuestran.
Lo que hace un año era válido, ahora ya no lo es.
Los modelos de liderazgo autoritario para doblegar a la gente ya han perdido eficacia.
Lo simple, por único, está empezando a tener éxito.
Los símbolos de poder, relacionados con riqueza y glamour están empezando a ser detestados por la mayoría.

Aunque sigue habiendo demasiados poderes fácticos, algo está cambiando…
La comunicación abierta y clara. La interconectividad mundial y el networking, el compartir la información…. ponen cada vez más en evidencia los modelos basados en principios malvados como el engaño, la destrucción, la dominación, etc….

La gran arrogancia que ha invadido nuestro mundo ha sido el peor enemigo de toda la raza humana. Arrogancia por estar en un puesto de tipo político, social,etc. Arrogancia por haber nacido en un entorno económicamente privilegiado. Arrogancia por el hecho de tener estudios, conocimiento sobre una materia, etc. Arrogancia por tener atrevimiento a hacer algo. Arrogancia por inconsciencia. Arrogancia por desconocimiento o brutalidad.
En definitiva, tener arrogancia es sinónimo de estupidez.

Y el ser humano se ha subyugado años y años a aquellos arrogantes que hacían gala de sus cartas de poder en materia de dinero, belleza, posición social o cargo. ¡Eso se está acabando¡¡¡

La humildad, ese valor desdeñado, se está convirtiendo en la competencia actualmente más buscada en puestos ejecutivos, puestos comerciales, puestos con implicaciones directivas, etc.

Cuando lo humilde era propio para escupir, desdeñar o calificar como “tonto ó bobo”, ahora resulta ser una competencia de lo más valorada en el entorno de head hunters y empresas de búsqueda de empleo.

Arrogancia es no aceptar un puesto de trabajo aunque uno esté en el paro por desdeñar un tipo de trabajo.
Arrogancia es aprovechar el poder para maltratar a otros cuando una logra ser jefe después de haber estado ocupando durante años un puesto de técnico.
Arrogancia es rodearse de personas obedientes como requisito indispensable para así garantizar el sobre salir siempre sobre los demás.
Arrogancia es no escuchar a los demás.
Arrogancia es enjuiciar siempre a otros.
Arrogancia es no verse sus propios defectos.
Arrogancia es no aceptar la crítica.

La arrogancia se encuentra en todos los estratos sociales puesto que es el iceberg de la estupidez. El arrogante y estúpido puede ser poderoso e intentar hacer daño a alguien que no le ha reído una gracia o no le ha obedecido.

La estupidez del arrogante no le deja ver su lado oscuro. Simplemente no ve o no quiere ver porque se siente bien en su situación.

¿Por qué nos cuesta tanto pedir perdón? Por arrogancia.
¿Por qué nos cuesta tanto re conocer nuestros errores? Por arrogancia.
¿Por qué hacemos tanto daño a nuestro alrededor? Por arrogancia.

La arrogancia ha llevado a seres indeseables, don nadies, sucios y viles a encumbrarse a sí mismos como grandes líderes a lo largo de la historia y a su vez a tener la suerte de deslumbrar a masas con este auto encumbramiento, consiguiendo seguidores en masa, quienes como borregos ciegos han seguido las instrucciones de seres humanos indeseables.

Sin embargo, si estudiamos el devenir de la historia, observamos que esta gloria siempre es temporal.
Por esta razón sigo afirmando que los últimos serán los primeros porque los primeros desaparecerán, tendrán una gloria muy pasajera y su fin será siempre dramático.

¿Qué está ocurriendo en los RRHH actualmente?

Que por fin se está priorizando la búsqueda de Valores en un individuo.

El mundo está cambiando. De un mundo de bocazas y arrogantes, estamos evolucionando a un mundo que busca el valor en la humildad y sencillez. ¿Por qué será? ¿Será que las dificultades nos hacen ser mejores personas?

Por ello las empresas ya no buscan estrellas, buscan personas honradas, trabajadoras y rectas.

Y por ello vuelvo a repetir que los que han sido considerados hasta la fecha como los últimos, serán los primeros encontrar trabajo y en salir de esta crisis.

Un saludo a todos.