Archivo mensual: enero 2011

El Efecto mariposa

“El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”. Proverbio chino

Este sabio proverbio saca a la luz las consecuencias que puede tener cualquier decisión.
La toma de decisiones es habitualmente una habilidad muy poco desarrollada. Principalmente porque no tenemos el hábito de pensar más allá de la decisión. “¿Qué pasará cuando haga esto?”

Algo tan simple, aparentemente, es lo que produce la mayor parte de los errores estratégicos en una organización. Un error pequeño en una decisión de compra, un error pequeño en la selección de una persona, un error pequeño en la negociación con un cliente, se convierten a la larga en decisiones mal tomadas con amplias repercusiones para la organización.

Por ello se conoce como el efecto del aleteo de una mariposa.

Para la jornada de hoy, lanzo algunas cuestiones para que todos reflexionemos sobre ello:

¿Qué puede hacer una organización para minimizar errores?

Esta es la clave para reducir las desastrosas consecuencias de cúmulos de errores. Preguntarse sobre qué hacer para frenar o minimizar estos errores.

En primer lugar, generar una cultura de empresa orientada a la búsqueda constante de “Manchas de café”, entendidas las manchas de café como manchas que aparentemente son imperceptibles a los empleados y que sin embargo son una mancha para el cliente. Ejemplos hay muchos y simplemente se traducen en una afectación de la imagen de la organización. Errores que llevan a descuidos tales como: Tener el lugar de trabajo lleno de papeles y sucio ante la atenta mirada de los clientes; Descuidar el uniforme; Ofrecer productos caducados.

Evitemos el “todo vale”. Y esta es la misión de los Directivos y Mandos intermedios, el romper con la cultura del todo vale. Estamos viviendo un momento en el que una organización no puede permitirse el lujo de perder clientes y una de las razones de la pérdida de clientes es la de perder la confianza de ellos. Y podemos perder la confianza de los clientes por ofrecer a la vista de una forma constante Manchas de café.

En segundo lugar y no menos importante que el primer punto, hacer drenar la información en la empresa. Si la información no fluye, los malentendidos son múltiples. Un empleado de primera línea podrá actuar en función de su propia percepción, atentando literalmente contra principios de la cultura organizacional. La información debe fluir adecuadamente, tanto de forma lateral como descendente y ascendente.
¿Qué es importante en la organización? ¿La información fluye adecuadamente desde la base comercial hasta la Gerencia por ejemplo? ¿Las prioridades de todos los departamentos están alineadas para un fin común en todos los departamentos o por el contrario hemos fomentado los reinos de taifas con la filosofía de que cada uno reme su propia barca a la deriva?

Finalmente una recomendación, instaurar un sistema y métodos adecuados para la Toma de decisiones. Un modelo sencillo de replicar a todos los niveles de la organización.

Podemos hacer que el aleteo de la mariposa difunda cual altavoz nuestra buena gestión y buen hacer. Solo se trata de hacer antes los deberes.

Os deseo a todos una feliz semana.

Por Patricia Peirote Hermann
Cuni & Asociados

Historias del día : “Sensaciones”

En un día podemos tener muchas experiencias de todo tipo y color, positivas, dolorosas, muy agradables, etc.. Así que podría resumir un día como un espacio de tiempo vital en la historia de un ser humano.

Este mismo jueves pasado tuve una sensación muy agradable. Estaba paseando por la zona sur de Tenerife, entremezclada entre un sinfín de turistas joviales y contentos con un sol radiante, cuando una sensación evocó un recuerdo de mi infancia. Curioso pero sutil. Se trataba de un olor de una colonia muy usada en Alemania, “Kölnisch Wasser de 4711”. De hecho, esto es un anclaje positivo, reavivado por una sensación, un olor en este caso. Esto mismo nos podría pasar con una música, que podría reavivar un recuerdo de juventud o alguna situación especial….
También podemos forzar una sensación de felicidad buscando a propósito algo que nos reavive una situación agradable.

En aquel momento comencé a vivir en el presente, el Ahora de aquel instante. Literalmente me dejé llevar y aquel recuerdo de niñez agradable y muy vivo en aquel momento, me alimentó de energía positiva para todo el día. Y experimenté una vez mas, cómo al pensar en positivo, todo le sale a uno bien, independientemente de que alguien o algo quiera estropearte ese día especial.

También, en ese momento, mis sentidos estaban muy despiertos y entendí rápidamente porqué había tantas caras radiantes. La explicación es bien sencilla. Porque cuando estamos de vacaciones, vivimos el Ahora intensamente. Abrimos nuestros sentidos de una forma especial y nos liberamos de ansiedades o preocupaciones y así nos es difícil alimentarnos de negatividad.

Podríamos hacer un esfuerzo para mantener estas buenas sensaciones durante todo el año, procurando que nuestro trabajo no sea una disociación de nosotros mismos, sino parte de nosotros. ¿Podría ser un reto para este año 2011? ¿El intentar vivir siempre en el Ahora y evitar preocuparnos por lo que podrá pasar en el futuro? Espero que sí.

Un saludo muy cordial a todos.

Por Patricia Peirote Hermann

El arte de la seducción

Seducir o más bien cambiar el comportamiento de otra persona en relación con uno mismo, es un arte y a la vez un don. La seducción se encuentra de una forma más poderosa en lo imaginado que en lo que vemos. Ver sin llegar a ver. Imaginar y soñar… Cuando vemos algo completamente desnudo, suele perder nuestro interés. Sin embargo, la imaginación suele ser la creadora más macabra de encantos artificiales.

Por lo general, cuando hablamos de seducción, automáticamente se nos presenta la imagen mental de una mujer seduciendo con sus encantos físicos.

Sin embargo, en esta ocasión no me referiré a este prototipo tan usado y manido, sino a la seducción que se produce ante la indiferencia inicial de otra persona.

Me gusta la seducción sin falsedad. La seducción pura en sí misma, la auténtica, la que corresponde a la belleza que transmite la verdad.

Cuando se palpa la verdad y la belleza conjuntamente, es difícil que un ser humano muestre rechazo.

Ahora bien, la belleza puede ser para algunos el peor espectáculo, si nos guíamos por patrones de belleza estándares.

Una manzana puede seducirnos por su naturalidad y salud y sobre todo porque evoca sensaciones. La sensación de frescura, la sensación saludable…

¿Tenemos nuestras mentes programadas para pensar así?

¿Cuál es el factor de éxito de algunas personas? ¿Cuál es la causa u origen de su carisma?
Inundan con un carisma kinestésico un aula con su sola presencia.
Irradian energía. Mucha energía positiva. Esa energía los hace incansables, constantes, perseverantes, entusiastas.

Y aquí estamos llegando hasta el fondo del origen. El entusiasmo se contagia y cuando el entusiasmo nos embarga, nos convertimos en los mejores embajadores de una marca, insignia o producto.
A partir de aquí, es nuestro entusiasmo el que seduce, como un flujo de energía que envuelve a la persona que nos está escuchando.
Nos hemos convertido en un “storyteller” que ha seducido a su audiencia.

Ser capaces de introducir a otros en una realidad superior, fantástica o cargada de energía y sobre todo entusiasmo, solamente es posible si parte de un alma cargada de pasión y habilidad para introducir los mecanismos de las mentes de aquellos que escuchan en una historia atractiva. Es el arte de seducir y convencer de una forma veraz y entusiasta.

El entusiasmo levanta pasiones, puede llegar a aunar masas, convence, une, elimina sensaciones o pensamientos negativos, en definitiva, envuelve el asunto del que se esté tratando con un papel de oro y un lazo de diamantes.

Alcanzar entusiasmo por algo no es sencillo y a la vez sí lo es. El entusiamo por algo es una fuerza poderosa, imposible de combatir.

¿Tienes entusiasmo por la vida?
¿Te apasiona lo que haces?
¿Das gracias a Dios a diario por haber descubierto tu misión en esta Vida?

Si has contestado que sí a todas estas preguntas, te felicito amigo porque te queda un largo camino por recorrer.
Si no fuera así, te aconsejo analizar tu interior, como fuente de infelicidad contigo mismo y con el mundo. Porque para aceptar a los demás, debes aprender a aceptarte a ti mismo primero. Si no te gustas a ti mismo, ¿cómo vas a seducir a los demás?

Os deseo a todos un año 2011 lleno de buenas sensaciones.

Por Patricia Peirote Hermann