Archivo mensual: mayo 2011

¿Cuánto vale la confianza?

Confiar en algo puede parecer algo banal y sencillo y sin embargo es algo que al ser humano le cuesta bastante.

Nuestro instinto animal nos induce a adoptar una reacción de protección ante cualquier situación nueva. En este sentido, es difícil observar que alguien muestre confianza completa  en otra persona que haya conocido recientemente, a no ser que estemos hablando de niños o de personas con tanta ingenuidad que roce algún tipo de retraso.

Aún y a pesar de ser esto un hecho ampliamente conocido, hay quienes utilizan expresiones de confianza en cuanto conocen a otra persona. Son los “confianzudos”. Muy simpáticos, hábiles para generar un ambiente distendido y de total familiaridad, que no siguen el protocolo apropiado para ir subiendo los diferentes peldaños de la llamada escalera confianza.

La falta de asertividad que se encuentren, les hace creer que sus objetivos de confianza han sido logrados rápidamente y sin apenas esfuerzo, lo cual todavía los vuelve más estúpidos, en su ego, haciéndoles ciegos a la realidad.

Si todo tiene un proceso, la construcción de la confianza también tiene el suyo.

¿Qué es exactamente la confianza para que algunos crean que la poseen sin poseerla de verdad?

¿Es un mero intercambio de conversaciones?  ¿Está basada en algunas interrelaciones?  ¿En saludos?

Confianza es un cerrar los ojos y confiar plenamente en el otro, sabiendo que no te traicionará.   Confianza es abrirse plenamente como persona. Confianza es mirarse a los ojos y sentir lo mismo.


La Confianza es un bien muy preciado, por el que muchas personas pagarían, sin saber que la Confianza se genera sobre la base de la honestidad, del respeto mutuo y del amor .


La Confianza se rompe cuando el hilo conductor formato por este trío de Ases:  honestidad, respeto mutuo y amor, se corta.


El engaño, la traición, la hipocresía, la murmuración, la codicia… rompen de inmediato este hilo conductor de la honestidad, del respeto mutuo y del amor.


Cierto es que como humanos que somos,  podemos fallar y equivocarnos e intentar recomponer esta confianza.  Esto solo lo conseguiremos si tenemos  Amor.  Porque solo el Amor es sufrido y capaz de actuar sin rencor.

Solo el Amor es capaz de reconstruir lo que se ha roto.


¿Merece la pena trabajar por adquirir la confianza de las personas que te rodean? ¿Eres poseedor de este hilo conductor: honestidad, respeto mutuo y amor?  Si es así, úsalo y serás productivo y constructivo.  En caso negativo, deja ya de engañar a más personas.  Te lo agradecerán.


Por Patricia Peirote Hermann


Esa visión del infinito …


Puntitos revoloteando

Parece que estén vivos

“Son”

Indefinidos y abundantes

“Son”

Parecen hablar

“Son”


“Son y eres tú al mismo tiempo. Formas parte de ellos”

¿Son la Vida?


“Puedes imitarlos”

“Abrirte y expandirte al infinito”

“¡Siéntelo!”


Contemplo la magnitud del infinito

Gozo de mi libertad, de mi vida y de mi yo.


“Puedes regresar cuando quieras a tu yo material”

Son visiones diferentes

“Son idénticas”

“Solo tienes que aprender a ver”

“Aprende a entrenarte en la  expansión / concentración”

Me siento libre

“Eres”

Las partículas ó puntitos se mueven libremente


“Son”


Por Patricia Peirote Hermann