Archivo mensual: julio 2011

Describiendo a Twitter

Mucho se habla de esta potente Herramienta de comunicación. Los guruses nos explican las normas de uso, lo que se puede hacer, lo que no… Algunos estamentos de poder la odian firmemente… Hay quien daría, no se sabe el qué para eliminarla…etc..

Mucho se habla de Twitter. Y a través de Twitter también muchos hablan mucho, valga la redundancia.

¿Cómo describiría a Twitter?

Como una potente Herramienta de comunicación con alma indómita, salvaje y  libre.

Independientemente de que muchos la intenten regular con normas, no pueden.  Es la vía de expresión que la sociedad estaba necesitando. (Necesidad latente pero no cubierta.) Ahora permite establecer una línea de conexión libre y abierta con otros seres humanos en cualquier lugar de este planeta tierra.

Nos quejamos constantemente de la individualidad. Pues aquí tenemos una herramienta magnífica para practicar el #Teamconcept.  Entre todos podemos (Yes, we can) cambiar muchas cosas, que hasta la fecha se han hecho mal.

Demos vía libre a nuestra necesidad de hablar, de compartir, de denunciar las injusticias y de colaborar, todo ello a través de esta fabulosa herramienta de comunicación.

La humanidad necesitaba un motor de acción para salir del abulismo y borreguismo al que nos habíamos sometido voluntariamente.

Se acabaron las dictaduras, la información unidireccional, las mentiras ocultas, el borreguismo colectivo, en definitiva.

No demos gracias a la Herramienta en sí sino a la “casualidad” de estar viviendo plenamente en una época de cambios, en la que a partir de ahora todo puede ser posible, en la que juntos acabaremos con las mentiras de unos pocos que quieren engradecerse y enriquecerse a costa de los demás, en la que los que ambicionan poder tendrán que cambiar sus estilos opacos por una democracia transparente, en la que los arrogantes enseguida son traspasados por falta de consistencia, en la que nuestro niño interior aflora y actúa con creatividad, pasándolo bien.

Sigamos disfrutando con nuestras posibilidades de comunicación, dones innatos que nadie debe ni puede acallar.

Por Patricia Peirote Hermann

El milagroso reset

“Resetear el nervio”

Escuché por primera vez esta expresión cuando mi médico de cabecera aplicó un reset. Al igual que en un ordenador: el proceso consiste en apagar para volver a activar. En mi caso concreto fue para el tratamiento de una neuralgia del trigémino.

Y ciertamente me ha dado vueltas en la cabeza esta expresión  porque veo que tiene la misma aplicabilidad en nuestra vida real.

Habituados a nuestra rutina diaria, nos encontramos en nuestra zona de confort, es decir, en un escenario conocido.  Bueno ó malo, el escenario diario y rutinario es nuestra sombra. Es predecible y probablemente muy aburrido..  A veces, nuestra vida es así. Un conjunto de rutinas que componen un cuadro de unas 16 horas aproximadamente.

Es un círculo vicioso muy venenoso y tramposo porque la rutina se alimenta con nueva rutina. Esta se va acumulando. Rutina sobre rutina, hasta crear una torre de arena, la cual, en un momento determinado ya no se sustenta…. La arena se ve arrastrada por la fuerza de la gravedad y nuestros castillos se desmontan. ¿Cómo? A través de fases de ansiedad, depresión, enfado con el mundo, insatisfacción con todos y con nosotros mismos, irritabilidad…

Es precisamente en estos momentos cuando sugiero aplicar el milagroso reset.  Cortar automáticamente con toda la rutina diaria para producir una evasión inmediata de todo lo que nos rodea habitualmente y ocupar un espacio de tiempo totalmente distinto al habitual para después volver a abordar la realidad con una nueva visión.

El reset debe ser inmediato. Si lo pensamos demasiado, pierde efectividad.  El cambio tiene que ser notable. Debe romper con nuestra particular rutina litúrgica.

Cuando se produce el reset, el cerebro se alimenta de nuevos impactos. La distancia de la vida habitual nos hace contemplar las cosas desde otro punto de vista. La lejanía minimiza lo que antes eran grandes problemas. Practicamos una visión helicóptero y nos vemos literalmente a nosotros desde arriba. ¡Fantástica experiencia! Sumamente enriquecedora, permite aflorar nuestra dormida creatividad y nos ayuda a retomar la vida diaria sin dolor,cansancio, irritación o ansiedad, de la misma manera que a mi me ocurrió cuando mi médico me aplicó el milagroso reset.

Desde que lo conozco, lo aplico y me va bastante bien. Espero que a vosotros también.

Un saludo a todos.

Por Patricia Peirote Hermann

Acerca de los Valores en una Organización

Se habla mucho de Valores en general, término que se han apropiado muchas veces organizaciones carentes del sentido de una Cultura organizativa.

En momentos como los actuales, la competitividad entre las empresas se vuelve más intensa y la supervivencia depende, literalmente de los cimientos sobre los que se ha estructurado.

Una empresa que tiene un posicionamiento sólido, ofrece una personalidad propia, que brilla como una estrella única y espectacular.

Para llegar a tener un posicionamiento único, hay que tener en cuenta varios factores:

  • El primero que se posiciona en la mente del consumidor es el más recordado. (Podemos acordarnos del nombre del primer hombre que pisó la luna ¿y del segundo?)
  • Podemos re-posicionar un concepto exitoso, ofreciendo variantes a un modelo de éxito con características “nuevas”. De esta forma estaremos alargando la vida de un servicio, producto o modelo de negocio.
  • Podemos usar el posicionamiento en contra. Es decir, aprovechar una adversidad para utilizarla a favor nuestro y así diferenciarnos de la competencia.

Hablamos de conceptos muy marketinianos, estratégicos y obviamente humanos, ya que como decía J. Chías, el mercado son personas.

¿En qué sentido nos ayuda la definición de unos Valores compartidos?

La definición de unos Valores compartidos favorece un alineamiento conjunto, potenciando así el Trabajo en equipo y coordinado.

Una organización que tiene unos Valores definidos y compartidos , puede evitar muchos errores en la selección de personal, genera cohesión dentro del grupo y fomenta el flujo de la comunicación.

En todos los proyectos de implementación de una Visión, Misión y Valores en los que he participado, he sido testigo de las siguientes consecuencias:

Aumento de la motivación; Mayor identificación empleado/empresa;  Mejora del flujo de la información y Seguridad, al aportar un marco de referencia.

No todas las empresas tienen los mismos Valores.  Tal y como comenté al inicio de este post, se trata de poseer rasgos propios y diferentes a los demás.

Y extrapolando este asunto al terreno personal, podemos observar que todas las personas se identifican con unos Valores, los cuales  intentan compartir con personas afines.

En este sentido, yo he encontrado en las Herramientas 2.0  la posibilidad de establecer lazos de unión con otras personas interesantes, sobre la base de Valores tan honorables como la Transparencia, la Libertad y el Respeto Mutuo.

Nuestros Valores nos definen, nos ayudan en el camino y nos sirven de referencia cuando estamos perdidos o hundidos.

Por Patricia Peirote Hermann