Acerca de los Valores en una Organización

Se habla mucho de Valores en general, término que se han apropiado muchas veces organizaciones carentes del sentido de una Cultura organizativa.

En momentos como los actuales, la competitividad entre las empresas se vuelve más intensa y la supervivencia depende, literalmente de los cimientos sobre los que se ha estructurado.

Una empresa que tiene un posicionamiento sólido, ofrece una personalidad propia, que brilla como una estrella única y espectacular.

Para llegar a tener un posicionamiento único, hay que tener en cuenta varios factores:

  • El primero que se posiciona en la mente del consumidor es el más recordado. (Podemos acordarnos del nombre del primer hombre que pisó la luna ¿y del segundo?)
  • Podemos re-posicionar un concepto exitoso, ofreciendo variantes a un modelo de éxito con características “nuevas”. De esta forma estaremos alargando la vida de un servicio, producto o modelo de negocio.
  • Podemos usar el posicionamiento en contra. Es decir, aprovechar una adversidad para utilizarla a favor nuestro y así diferenciarnos de la competencia.

Hablamos de conceptos muy marketinianos, estratégicos y obviamente humanos, ya que como decía J. Chías, el mercado son personas.

¿En qué sentido nos ayuda la definición de unos Valores compartidos?

La definición de unos Valores compartidos favorece un alineamiento conjunto, potenciando así el Trabajo en equipo y coordinado.

Una organización que tiene unos Valores definidos y compartidos , puede evitar muchos errores en la selección de personal, genera cohesión dentro del grupo y fomenta el flujo de la comunicación.

En todos los proyectos de implementación de una Visión, Misión y Valores en los que he participado, he sido testigo de las siguientes consecuencias:

Aumento de la motivación; Mayor identificación empleado/empresa;  Mejora del flujo de la información y Seguridad, al aportar un marco de referencia.

No todas las empresas tienen los mismos Valores.  Tal y como comenté al inicio de este post, se trata de poseer rasgos propios y diferentes a los demás.

Y extrapolando este asunto al terreno personal, podemos observar que todas las personas se identifican con unos Valores, los cuales  intentan compartir con personas afines.

En este sentido, yo he encontrado en las Herramientas 2.0  la posibilidad de establecer lazos de unión con otras personas interesantes, sobre la base de Valores tan honorables como la Transparencia, la Libertad y el Respeto Mutuo.

Nuestros Valores nos definen, nos ayudan en el camino y nos sirven de referencia cuando estamos perdidos o hundidos.

Por Patricia Peirote Hermann

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *