Creatividad

Describiendo a Twitter

Mucho se habla de esta potente Herramienta de comunicación. Los guruses nos explican las normas de uso, lo que se puede hacer, lo que no… Algunos estamentos de poder la odian firmemente… Hay quien daría, no se sabe el qué para eliminarla…etc..

Mucho se habla de Twitter. Y a través de Twitter también muchos hablan mucho, valga la redundancia.

¿Cómo describiría a Twitter?

Como una potente Herramienta de comunicación con alma indómita, salvaje y  libre.

Independientemente de que muchos la intenten regular con normas, no pueden.  Es la vía de expresión que la sociedad estaba necesitando. (Necesidad latente pero no cubierta.) Ahora permite establecer una línea de conexión libre y abierta con otros seres humanos en cualquier lugar de este planeta tierra.

Nos quejamos constantemente de la individualidad. Pues aquí tenemos una herramienta magnífica para practicar el #Teamconcept.  Entre todos podemos (Yes, we can) cambiar muchas cosas, que hasta la fecha se han hecho mal.

Demos vía libre a nuestra necesidad de hablar, de compartir, de denunciar las injusticias y de colaborar, todo ello a través de esta fabulosa herramienta de comunicación.

La humanidad necesitaba un motor de acción para salir del abulismo y borreguismo al que nos habíamos sometido voluntariamente.

Se acabaron las dictaduras, la información unidireccional, las mentiras ocultas, el borreguismo colectivo, en definitiva.

No demos gracias a la Herramienta en sí sino a la “casualidad” de estar viviendo plenamente en una época de cambios, en la que a partir de ahora todo puede ser posible, en la que juntos acabaremos con las mentiras de unos pocos que quieren engradecerse y enriquecerse a costa de los demás, en la que los que ambicionan poder tendrán que cambiar sus estilos opacos por una democracia transparente, en la que los arrogantes enseguida son traspasados por falta de consistencia, en la que nuestro niño interior aflora y actúa con creatividad, pasándolo bien.

Sigamos disfrutando con nuestras posibilidades de comunicación, dones innatos que nadie debe ni puede acallar.

Por Patricia Peirote Hermann

El milagroso reset

“Resetear el nervio”

Escuché por primera vez esta expresión cuando mi médico de cabecera aplicó un reset. Al igual que en un ordenador: el proceso consiste en apagar para volver a activar. En mi caso concreto fue para el tratamiento de una neuralgia del trigémino.

Y ciertamente me ha dado vueltas en la cabeza esta expresión  porque veo que tiene la misma aplicabilidad en nuestra vida real.

Habituados a nuestra rutina diaria, nos encontramos en nuestra zona de confort, es decir, en un escenario conocido.  Bueno ó malo, el escenario diario y rutinario es nuestra sombra. Es predecible y probablemente muy aburrido..  A veces, nuestra vida es así. Un conjunto de rutinas que componen un cuadro de unas 16 horas aproximadamente.

Es un círculo vicioso muy venenoso y tramposo porque la rutina se alimenta con nueva rutina. Esta se va acumulando. Rutina sobre rutina, hasta crear una torre de arena, la cual, en un momento determinado ya no se sustenta…. La arena se ve arrastrada por la fuerza de la gravedad y nuestros castillos se desmontan. ¿Cómo? A través de fases de ansiedad, depresión, enfado con el mundo, insatisfacción con todos y con nosotros mismos, irritabilidad…

Es precisamente en estos momentos cuando sugiero aplicar el milagroso reset.  Cortar automáticamente con toda la rutina diaria para producir una evasión inmediata de todo lo que nos rodea habitualmente y ocupar un espacio de tiempo totalmente distinto al habitual para después volver a abordar la realidad con una nueva visión.

El reset debe ser inmediato. Si lo pensamos demasiado, pierde efectividad.  El cambio tiene que ser notable. Debe romper con nuestra particular rutina litúrgica.

Cuando se produce el reset, el cerebro se alimenta de nuevos impactos. La distancia de la vida habitual nos hace contemplar las cosas desde otro punto de vista. La lejanía minimiza lo que antes eran grandes problemas. Practicamos una visión helicóptero y nos vemos literalmente a nosotros desde arriba. ¡Fantástica experiencia! Sumamente enriquecedora, permite aflorar nuestra dormida creatividad y nos ayuda a retomar la vida diaria sin dolor,cansancio, irritación o ansiedad, de la misma manera que a mi me ocurrió cuando mi médico me aplicó el milagroso reset.

Desde que lo conozco, lo aplico y me va bastante bien. Espero que a vosotros también.

Un saludo a todos.

Por Patricia Peirote Hermann

Esa visión del infinito …


Puntitos revoloteando

Parece que estén vivos

“Son”

Indefinidos y abundantes

“Son”

Parecen hablar

“Son”


“Son y eres tú al mismo tiempo. Formas parte de ellos”

¿Son la Vida?


“Puedes imitarlos”

“Abrirte y expandirte al infinito”

“¡Siéntelo!”


Contemplo la magnitud del infinito

Gozo de mi libertad, de mi vida y de mi yo.


“Puedes regresar cuando quieras a tu yo material”

Son visiones diferentes

“Son idénticas”

“Solo tienes que aprender a ver”

“Aprende a entrenarte en la  expansión / concentración”

Me siento libre

“Eres”

Las partículas ó puntitos se mueven libremente


“Son”


Por Patricia Peirote Hermann

¿Qué frena la creatividad?

En un mundo de cambios, en circunstancias caóticas, en crisis mundiales, los head hunters informan a gritos que la búsqueda de empleo debe centrarse en determinadas competencias, sin las cuales, las empresas fracasarán.

Una de ellas es la creatividad.

A lo largo de todos los procesos de selección que he podido vivir en  mis  últimos 20 años de experiencia profesional, he podido constatar que son “raras avis” aquellas personas que realmente demuestran tener un alto nivel de creatividad.

Lo habitual es encontrar personas estables, muy predecibles, más o menos obedientes hacia la autoridad, más o menos orientados a lo social, al conocimiento numérico, etc…

Sin embargo, me cuesta mucho recordar perfiles de personas creativas, libres e imaginativas.

¿Dónde está el problema o impedimento para ser creativo en la sociedad actual?

En primer lugar, en el hecho de que lo que es diferente es tachado de esquizofrénico, enfermo o peligroso.

El nivel de prejuicios que hay en general, en el mundo, es tan alto que impide detectar el talento.

¡Cuántas veces he visto rechazados candidatos por una falsa referencia, a la cual algunos  han creído a pies juntillas¡

O bien prejuicios demostrados ante personas  con una determinada orientación sexual, raza o trayectoria profesional…

¿Cuál es el mal común en la comunicación de los seres humanos hoy en día?  La falta de escucha.  ¿Y por qué?  Por la misma razón que ya he esbozado anteriormente.  Si pensamos que lo que nos está diciendo el otro, es poco importante o falso o bien una estupidez, simplemente nos desconectamos, hacemos como que estamos escuchando y comenzamos a practicar la anti- escucha activa.

Y creemos que el otro es tonto y no se da cuenta de ello….

El miedo bloquea y frena la creatividad.  Si una idea es tachada de excesiva, fuera de su tiempo, anticuada, muy moderna, ridícula, etc.  “el creativo” se auto alimenta con la basura que recibe de su exterior y finalmente deja de creer en su propia idea y/o propuestas  y abandona.

¿Cuál es el caso de todos los genios? Tachados de inútiles, de locos, de exagerados durante su vida.  Y una vez muertos….. entonces son alabados.  ¡Qué ingratos somos con el talento¡

Literalmente no sabemos reconocerlo y aún mas, aceptarlo.  Solamente cuando ha habido ya un centenar de personas que han alabado un cuadro, nos atrevemos a hacer lo mismo. ¡Simplemente por imitación¡ De este modo, somos robots no pensantes, imitadores, seres humanos que se mueven como una oveja mas en el mismo redil. Porque, claro está, no queremos que nos aparten de círculos de amistad con poderosos, de moda, etc……

Así no progresaremos nunca.

Si comenzamos exigiendo a nuestros hijos que se porten bien, como única norma de funcionamiento en su vida, estamos limitando su don natural creativo hasta que al final lo hemos eliminado totalmente. ¿Qué queremos decir con “bien”?  ¿Que no hablen?  ¿Que digan “si” a todo?

Miedo al ridículo es lo que con nuestro comportamiento ovejil, generamos en muchas personas con talento y no las dejamos progresar.  ¡Vaya hombre¡ ¡Qué tontería lo que acabas de decir¡  dicen los “inteligentes y más atrevidos del grupo” …. y nuevamente una idea apagada ….

¿En qué consiste por tanto tener creatividad?

En pensar de forma diferente.

Apelo al término  pensamiento lateral, el cual  demuestra claramente un modelo  de pensamiento diferente al tradicional y habitual.

Ser creativo es sinónimo de ser libre porque ser libre es tener fortaleza para romper moldes tradicionales, impuestos, casi siempre por la gran masa no pensante y dirigidos por algún necio que está en el poder, de signo religioso, político o humanista.

¿Tienes miedo a hablar? ¿De expresar lo que realmente crees y sientes? Entonces nunca serás creativo.

¿Qué buscan los head hunters hoy?  Personas libres, creativas, que salgan de los estereotipos tradicionales y convencionales, capaces de darle la vuelta a la empresa, a la organización….

¿Recordamos el principio de que la clave de un buen posicionamiento es ser el primero en algo?

¿Tú qué quieres ser?  ¿No quieres tener problemas?  Entonces, aparca la creatividad en el noray de la entrada.

Porque atreverse a ser creativo es estar dispuesto a tener problemas.

Porque conseguir la libertad, nunca es gratis.

Me referiré brevemente a la publicidad. En sus inicios fue creativa.  Era capaz de tocar las emociones.  Removía nuestro corazón con mensajes rompedores.. brillantes.  Conforme la oferta fue creciendo, el fin último de la publicidad era aumentar ventas de grandes empresas  -nuevamente poderes fácticos-. Se convirtió en un siervo de elementos de poder y fue entonces cuando perdió su frescura, su creatividad, en definitiva, su libertad….

Un consejo:  No intentéis ser creativos para poder cambiar de trabajo o para ganar más dinero. Esto no funciona así.

El auténtico espíritu creativo y libre,  lo escudriña , lo cuestiona todo, no se cree lo que dice la masa, elige libremente y sin condicionantes, independientemente del precio que tenga que pagar: rechazo, juicios, caras que se giran…..

La clave está en querer ser libres, de verdad.  Ese don tan preciado que Dios nos dio y que el hombre intenta, constantemente quitar a otros,  con afán de poder y de manipulación.

El primer paso es querer ser libres.

El segundo paso, practicar la libertad.

El tercer paso vendrá por si solo. Entonces seremos creativos, genuinos, no borregos.